El objetivo principal es despertar en el niño el sentido del oído y el sentido rítmico, estimulando su capacidad sensorial y motora para favorecer así el desarrollo global de su inteligencia.

Tenemos un programa de sensibilización musical que desarrolla las capacidades fundamentales para la educación integral del niño, como son las expresivas, intelectuales y motrices, que le prepara para una enseñanza musical específica más adelante.

Las clases están planteadas para crear una buena base de los fundamentos musicales despertando el interés del alumno, su receptividad y su participación activa en el aula. Para ello, las clases se desarrollan de forma dinámica mediante canciones, ejercicios de audición, actividades de ritmo y métrica y el descubrimiento de los instrumentos orquestales.

Nuestro programa incluye también el inicio en el manejo del piano y del violín. El niño se acerca a estos instrumentos y aprende a tocar unos ejercicios básicos en cada uno de ellos. Esto le permitirá ofrecer su primer concierto con ambos instrumentos al final de curso.

Contenidos:

  • Aprende los principales signos musicales, y lee sus primeras partituras.
  • Conoce los instrumentos orquestales tanto auditiva como visualmente.
  • Tiene un importante acercamiento a la música clásica y a los grandes compositores.
  • Aprende un repertorio muy amplio de canciones tradicionales y se habitúa al canto coral con acompañamiento de piano.
  • Desarrolla su capacidad rítmica y métrica a través de instrumentos de pequeña percusión y movimientos corporales.
  • Descubre el piano y el violín aprendiendo a tocar ejercicios básicos con ambos instrumentos.

 

Te puede interesar:

¿Cómo desarrollamos el oído musical?
Beneficios de la educación musical en la infancia